Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations
Watch Live

¿Cobrar impuestos a los ricos para tener más vehículos eléctricos? Los demócratas de California se dividen

Una mujer carga su vehículo eléctrico en Balboa Park, 27 de junio de 2017.
Matthew Bowler
/
KPBS
Una mujer carga su vehículo eléctrico en Balboa Park, 27 de junio de 2017.

Una medida en la boleta electoral de California que le cobraría impuestos a los ricos para poner más vehículos eléctricos en el camino puede parecer estar hecha a medida para ganar el apoyo de los demócratas en un estado conocido por su liderazgo climático, pero la Proposición 30 cuenta con un oponente notable: el Gobernador Gavin Newsom. Eso ha puesto al gobernador demócrata en el lado opuesto de su propio partido y en contra de sus aliados ambientales tradicionales.

La proposición frente a los votantes agregaría un impuesto del 1.75% al ingreso personal de más de $2 millones, o a menos de 43,000 personas. Los analistas estatales estiman que el impuesto recaudaría hasta $5 billones por año, en su mayoría para ayudar a las personas a comprar vehículos eléctricos y para construir estaciones de carga, con algunos de los fondos dedicados también para la lucha contra los incendios forestales.

Los defensores ambientales y de grupos de la salud dicen que California necesita fondos dedicados para acelerar la transición lejos de los carros impulsados con gasolina y ayudar a reducir las emisiones de calentamiento global. El transporte conforma el 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero, y los incendios forestales cada vez más mortales son otra fuente importante de carbono.

Advertisement

“No podemos alcanzar nuestras metas climáticas sin hacer algo como esto”, dijo Mary Creasman, directora ejecutiva en jefe para California Environmental Voters. “O vamos a ser todos nosotros los que pagamos, o van a ser los más acaudalados que pueden costear el pago”.

Newsom ha descrito a la Proposición 30 como un arrebato de dinero por parte del gigante de servicios de transporte Lyft, el cuál ha gastado al menos $45 millones para defenderla. Los reguladores del estado han ordenado que todos los servicios de transporte compartido tengan emisiones cero para el año 2030. Uber no ha tomado una postura sobre la medida.

“Que no los engañen, la Prop. 30 está siendo promovida como una iniciativa climática, pero en realidad fué concebida por una sola corporación para canalizar impuestos de ingresos estatales para beneficiar a su compañía”, dice Newsom en un anuncio de televisión.

Los defensores rechazan esa caracterización, diciendo que Lyft se involucró después de que grupos ambientales se encontraban discutiendo ya una medida para la boleta electoral. Creasman dijo que era importante “reclamarle a nuestro propio equipo y al gobernador por mentir” sobre los orígenes de la medida.

En un año electoral donde se espera que Newsom avance sin problemas a la reelección por un segundo término, la pelea sobre la Proposición 30 se ha convertido quizás en la más polémica de la temporada para los demócratas. La misma viene meses después de que los reguladores estatales del aire aprobaran un plan respaldado por Newsom para prohibir la venta de la mayoría de los automóviles impulsados por gasolina para el año 2035. Newsom nota que él ha dedicado ya $10 billones para varios programas apuntados hacia el incremento de la adopción de vehículos eléctricos durante los próximos seis años.

Advertisement

La mitad del dinero recaudado por la Proposición 30 para vehículos eléctricos iría hacia una cuenta de equidad diseñada para expandir las opciones de transporte y limitar la contaminación del aire en vecindarios de bajos ingresos o en desventaja. Eso podría ser usado para ayudar a las personas a comprar carros eléctricos o para poner camiones de entrega más limpios, autobuses e inclusive bicicletas eléctricas en las calles.

Los incendios forestales, también, se han convertido en un problema cada vez más urgente mientras el cambio climático hace que el estado sea más caliente y más seco. La mayoría de los incendios forestales más mortales y destructivos del estado han ocurrido durante los últimos años, y el estado estima que los incendios forestales han liberado más de 85 millones de toneladas métricas de emisiones de carbono en el año 2021 — más que las emisiones anuales derivadas del uso de electricidad.

Lyft dice que apoya la medida porque la reducción de emisiones es una buena política climática.

“La Proposición 30 financía esto a través de un impuesto a los individuos que ganan más de $2 millones al año. Soy lo suficientemente afortunado de ser impactado por este impuesto y estoy felíz de pagarlo para ayudar a darle reverso al reloj en esta amenaza existencial”, escribió Logan Green, el director ejecutivo en jefe de la compañía en una publicación en un blog.

Uniéndose a Newsom para oponerse a la medida, se encuentran la Asociación de Maestros de California, la Cámara de Comercio de California y algunos capitalistas de riesgo quienes están ayudando a financiar la campaña en contra.

El dinero recaudado por el impuesto no contaría para una regla del presupuesto estatal que dice que cierto porcentaje del dinero recaudado debe de ser destinado hacia la educación básica (K-12), una provisión que a los maestros no les agrada. Mientras tanto, la Oficina de Analistas Legislativos dijo que la propuesta podría forzar gasto reducido en otras áreas basado en ciertas reglas de presupuesto, algo que los defensores de la medida disputan.

Los grupos de negocios notan que el impuesto sobre el ingreso personal en California ya es el más alto de la nación, y que la medida en la boleta lo pondría arriba del 15% para las personas con los ingresos más altos. Loren Kaye, presidenta de la fundación para la Cámara de Comercio de California, también advirtió que una expansión rápida de vehículos eléctricos podría estresar la red eléctrica, un argumento que la administración de Newsom ha rechazado.

Los defensores de la Proposición 30 incluyen al Partido Demócrata de California, la Coalición de Aire Limpio, el Consejo de la Defensa de Recursos Naturales y la Asociación Americana del Pulmón, quienes han rechazado las caracterizaciones que dicen que la medida está diseñada para beneficiar a Lyft en específico, notando que no existe provisión que apartaría dinero expresamente para los conductores de servicios de transporte compartido.

Mientras que el compromiso existente de Newsom para la infraestructura de vehículos eléctricos es significativo, el estado necesita una fuente de ingresos de largo plazo más estable, según los defensores de la medida. El incremento del impuesto duraría 20 años si es que la medida es aprobada.

“Necesitamos una fuente de recursos consistente, confiable que nos mantenga avanzando en buenos y malos años de presupuesto”, dijo Bill Magavern, director de políticas para la Coalición por Aire Limpio. Refiriéndose a Lyft, él agregó que “si la meta es limitar la contaminación, ¿importa quién está conduciendo el vehículo eléctrico?”.

Las elecciones primarias de 2024 son el 5 de marzo. Encuentra información detallada sobre cada contienda para ayudarte a entender tu boleta.