Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
Available On Air Stations

California votará sobre el derecho constitucional al aborto

Election 2022 California Abortion
Rich Pedroncelli
/
AP
Fotografía de archivo de simpatizantes que asistieron a un mitin organizado por Planned Parenthood para conmemorar el 45.º aniversario del histórico fallo de la Corte Suprema Roe vs. Wade en el Capitolio de Sacramento, California, el 22 de enero de 2018.

Los californianos están votando desde ahora hasta el día de la elección sobre si apoyar o no una enmienda constitucional estatal que garantizaría el derecho al aborto y la anticoncepción, una de varias medidas en las boletas electorales a lo largo del país este noviembre para atender el cuidado de la salud reproductiva después de que la Suprema Corte de los Estados Unidos anulara el antecedente de Roe vs. Wade.

Se espera que la Proposición 1 pase en el estado altamente demócrata y fué parte de un robusto paquete legislativo impulsado por el Gobernador Gavin Newsom para asegurar que California continúe siendo un santuario para las personas que buscan servicios de aborto. Los legisladores pusieron la medida para enmendar la constitución en la boleta del 8 de noviembre, un par de días después de que la corte fallara en junio que los estados podían decidir si permiten el aborto.

Advertisement

Los comicios muestran un alto apoyo a la medida — al menos dos terceras partes de los probables votantes dijeron sí en dos encuestas — con oposición financiera mínima por parte del Partido Republicano de California y otros que describen la proposición como costosa, extrema e innecesaria.

Pero los defensores de la medida quieren mandar un mensaje contundente de que el aborto es legal y accesible en California, y esperan que una sólida victoria inspire a otros estados a que también consagren el derecho en sus constituciones.

“El reto es que nosotros tuvimos una pista de despegue muy corta, así que realmente se trata de concientizar. Sabemos que cuando la gente está conciente de que el aborto está en la boleta, es más probable que ellos salgan y voten a favor”, dijo Jodi Hicks, presidente de Planned Parenthood Affiliates de California, quienes apoyan la medida.

California se une a michigan y a Vermont para preguntarle a los votantes en noviembre sobre proteger el derecho al aborto. En Kentucky, a los votantes se les pedirá enmendar la constitución estatal para declarar que no existe el derecho al aborto. Una medida en Montana le pregunta a los votantes sobre si se requiere cuidado médico y tratamiento para los infantes nacidos con vidadespués de un intento de aborto.

La enmienda en California declararía que el estado “no deberá negar o interferir con la libertad reproductiva del individuo en sus decisiones más íntimas, las cuales incluyen su derecho fundamental de elegir tener un aborto y su derecho fundamental para elegir o rechazar anticonceptivos”.

Advertisement

Los opositores dicen que la medida fué puesta en la boleta electoral para anotar puntos políticos con las mujeres y conducir la participación de los votantes a favor de los demócratas. Ellos también dicen que la medida no contiene límites de gestación o de viabilidad sobre el aborto, lo que significa que un feto podría ser abortado más tarde durante el embarazo aún si es capaz de sobrevivir fuera del vientre.

La ley de California actualmente restringe el aborto hasta sólo antes de que un feto sea viable, lo cual se define usualmente alrededor de las 24 semanas de embarazo. Los abortos en el tercer trimestre son raros, y en California, sólo son permitidos si la vida o salud de la madre están en riesgo.

“Los californianos no apoyan los abortos de embarazo avanzado”, dijo Catherine Hadro, vocera por el “No” de la campaña de la Proposición 1.

Los defensores de la medida dicen que una enmienda constitucional que consagre el aborto no tendría repercusión en los límites puestos sobre abortos por los legisladores.

“Siempre se ha considerado que la constitución sea un amplio marco de derechos y la legislatura decide el alcance de las leyes, esto no cambiará lo que está en el estatuto en este momento”, dijo Hicks por parte de los afiliados de Planned Parenthood.

Una encuesta en septiembre por parte del Instituto de Política Pública de California encontró que el 69% de los votantes probables apoyarían la propuesta, incluyendo al 33% de los republicanos. Una encuesta de agosto efectuada por el Instituto de Estudios Gubernamentales en la Universidad de California, Berkeley, encontró que el 71% de los votantes registrados votarían por el “sí”.

Casi el 40% de las personas quienes dijeron que votarían “sí” dijeron que el aborto debería de ser legal en la mayoría de los casos, pero no en todos, dijo Mark Baldassare, presidente y CEO del Instituto de Política Pública de California. No está claro que tantos de los argumentos de la oposición resonarán con los votantes, si es que sucede del todo.

“Eso es algo sobre lo que la gente estará preguntando entre hoy y el día de la elección, especialmente aquellas personas quienes dicen que debería de ser permitido en la mayoría de los casos”, dijo él.

Antes de que se revirtiera Roe, la abrumadora mayoría de los abortos en los Estados Unidos — alrededor del 90% — ocurrieron durante el primer trimestre, o durante la semana 13 o antes, dijo Katrina Kimport, profesora asociada en el Departamento de Obstetricia, Ginecología y Ciencias Reproductivas en la Universidad de California, San Francisco. Un estimado del 1% de los abortos ocurrieron durante las 21 semanas o después, dijo ella.

Las mujeres que tienen abortos durante el tercer trimestre generalmente caen dentro de una de dos categorías, dijo ella. Se enteraron de información nueva, como un problema de salud serio con el feto que no pudo ser acertado durante los trimestres previos, o se enfrentaron a obstáculos insuperables que previnieron que se les practicara un aborto más temprano.

La decisión en junio de la Suprema Corte de los Estados Unidos en Dobbs puede que termine incrementando el número de mujeres que buscan abortos durante el tercer trimestre, dijo ella.

La medida en la boleta de California sobre el aborto y la nueva legislación estatal que protege el aborto son todas “útiles pero no suficientes”, dijo Donna Crane, profesora de ciencias políticas en la Universidad Estatal de San José y en el Colegio Menlo.

Eso es porque el Congreso siempre puede pasar una prohibición federal y la conservadora Suprema Corte de los Estados Unidos probablemente tome nuevos conflictos que pudieran resultar en más limitantes, dijo Crane, quien se desempeñó durante dos décadas como estratega y cabildera con NARAL Pro-Choice America en Washington, D.C. y apoya la Proposición 1.

“California puede pasar ley tras ley tras ley”, dijo ella, “y la ley federal siempre nos vencerá”.

Explore all national, state and local returns now.